Declinación magnética y geomagnetismo

brújula,geodesia, declinación, geomagnetismo     
     La Tierra posee dos polos verdaderos, el polo Norte y el polo Sur. A su vez posee dos polos magnéticos ocasionados por un dipolo magnético ubicado en el centro de la Tierra y con una desviación aproximadamente de 10.5º con respecto al Norte verdadero.

     Los polos magnéticos son aquellos puntos en los que el eje del dipolo intersecta a  la superficie terrestre, el ecuador magnético es el plano perpendicular a dicho eje. Este dipolo presenta una variación a medida que transcurre el tiempo y que es denominada declinación magnética.

  El Geomagnetismo terrestre posee dos componentes, uno interno y otro externo. El interno, ocasionado por el dipolo mencionado anteriormente, y el externo que es producido por las radiaciones que provienen del espacio principalmente del Sol y que afectan la ionósfera y magnetósfera. 


     Otras variaciones de origen externo son: la lunar, undecenal, pulsaciones magnéticas, tormentas magnéticas, bahías y efectos cromosféricos. El campo magnético terrestre es una magnitud de carácter vectorial, por lo que para estudiar sus componentes se toma como referencia en un punto de la superficie de la Tierra un sistema trirectangular de ejes vertical, N-S y E-O.

     Para el cálculo de la declinación magnética deben utilizarse las siguientes ecuaciones:

declinación, magnética, geodesia, topografía
     Donde:

Delta m(año) representa la declinación magnética para un año determinado.

Delta m(año de la carta) es la declinación magnética conocida para una fecha preliminar y es obtenida de las cartas isogónicas.

T es el valor del tiempo transcurrido, en años. Resulta de la resta de la fecha de la medición (expresada en años) y la fecha de la carta isogónica de la que se obtuvo la declinación para el año de la carta:

geodesia, topografía, declinación, tiempo

Va es la variación anual y representa cuánto y en qué sentido varía la declinación magnética de un lugar. Es obtenida de las cartas isogónicas donde está representada por las líneas isopóricas.

     ¿Pero para qué es necesario determinar esta declinación magnética? Pues bien, si realizas mediciones preliminares de acimut o rumbo con una brújula siempre estarás determinando direcciones desde el norte magnético, por ende, si estás interesado en conocer direcciones desde el norte verdadero (polo norte geográfico) es necesario corregir estas lecturas preliminares para eliminar la declinación magnética.

     Como dato importante señalo que estas cartas isogónicas tienen por lo general una vigencia de cinco años una vez son publicadas. 


     Si te pareció interesante el artículo no dudes en compartirlo en las redes sociales a través de los botones a la izquierda de tu pantalla o al final del artículo. Si quieres recibir más información referente a topografía y geodesia, no dudes en suscribirte a nuestro boletín por correo electrónico.